París, Francia, Viajes

¡Bon voyage à Paris!

La Ciudad de la Luz, lo había escuchado muchas veces pero nunca me había parado a pensar en lo que verdaderamente significa, hasta que desde la última planta de la Torre Eiffel casi congelada de frío, con un viento feroz pegándome en el rostro, conseguí ver durante unos instantes mágicos una ciudad con la que siempre había soñado, iluminada hasta el infinito. Conseguí ver los barcos navegando por el Sena, divisé a lo lejos  la Grande Roue sin adivinar que un par de meses más tarde cerraría sus puertas par siempre, después de  funcionar durante 25 años siendo la Noria más grande de Francia.

Vistas de Paris iluminado
Vistas de París iluminado desde la Torre Eiffel.

A través del lente de mi cámara observé a  la multitud que se movía como una marea de hormigas locas, sentí una sensación de miedo infundada por la tremenda altura (276 m) , o  tal vez por la remota (pero presente) idea de un posible  ¨atentado terrorista¨, todo esto a la par de una absoluta euforia por encontrarme en uno de los lugares más impresionantes y simbólicos  de todo el mundo.

Desde allí recordé  aquellas clases de historia de la Revolución Francesa; pensé en la moda y en el famoso croissant (tal vez por el hambre que tenía después de dos horas de cola), suspiré de nuevo con Amelie  y sentí pena por  Juana de Arco, incluso me vino a la mente aquella escena final del Codigo Da Vinci donde Tom Hanks llega hasta la Pirámide Invertida del Louvre y se arrodilla bajo el manto estrellado de la ciudad de París.

Sin saberlo desde pequeña había acumulado tantas ideas e imágenes de París, que una vez allí me sentí  abrumada de tanta felicidad. 

luces de Paris desde la torre eiffel
Vistas desde la segunda planta de la Torre Eiffel.

En este viaje improvisado  queríamos aprovechar el tiempo al máximo, mi objetivo era  visitar todos los lugares imprescindibles de París, y de paso hacer una escapadita a Disneyland. Tuve la fortuna de viajar a París con una gran amiga y compañera de viaje;  mi hija de diez años. Teníamos poco volumen de trabajo y la empresa me  sugirió disponer de una semana de vacaciones justo antes de Semana Santa (en marzo), así que miré  billetes con la esperanza de encontrar algo económico y en efecto, tuvimos suerte.

Volamos con Ryanair  desde el Aeropuerto de Oporto-Francisco Sá Carneiro hasta el Aeropuerto de Beauvais-Tillé, es un pequeño aeropuerto en las afueras de París, si voláis a este aeropuerto  os vendrá bien leer este post con muchos tips COMO IR DESDE EL AEROPUERTO DE BEAUVAIS A PARIS .

Ambos billetes ida y vuelta nos valieron entorno a 150€ (las dos), aunque justo escribiendo este post he mirado en la web de Ryanair  y he visto billetes para  marzo (del 13 al 20) por 25,90€ ida y vuelta. Así que se trata de buscar con tiempo para dar con verdaderas ofertas de viajes.

LUGARES IMPRESCINDIBLES QUE VISITAR EN PARÍS

En cuanto  llegamos a París compramos los tickets del metro, lo siguiente fue ir a dejar el equipaje en el hotel. En este viaje como iba con la peque consideré que era la mejor opción. Después de informarme y ver cuales eran  las zonas más recomendadas para hospedarse en París, aproveché una oferta de Booking  y reservé  el hotel Diva Opera, en el distrito IX, desde ya os recomiendo este hotel; las habitaciones son pequeñas como en  todo París, pero es muy acogedor, está bien ubicado y tiene un buen desayuno buffet, aunque  bastante ¨caro¨. En cuanto hicimos el check-in  lo primero que le pregunté a la recepcionista, que además era portuguesa y hablaba un español perfecto, fue como llegar a la Torre Eiffel.

De inmediato con el mapa del metro me explicó la forma más rápida de llegar a la Torre Eiffel, por suerte el metro  tiene una estación muy cerca, así que fue tan sencillo como ir en dirección a la parada del Trocadero que es la más próxima a la Torre Eiffel. El metro allí funciona de maravilla y está todo muy bien señalizado.

LA TORRE EIFFEL: AMOR A PRIMERA VISTA

paris la torre eiffel
En la escalera con vistas a los Jardines del Trocadero y a la Torre Eiffel.

Recuerdo que al salir del metro  caminamos unos pasos y luego doblamos, fue en ese momento que  la vimos a lo lejos, siendo el centro de todas las  miradas y de miles de flashes de turistas de todo el mundo. Después de sacar varias imágenes mi hija se subió a un lado de la escalera, porque ella quería sacarse una foto justo allí, pero en un instante mientras contemplaba los Jardines del Trocadero y la Torre Eiffel, pude tomar esta fotografía, que para mi tendrá  siempre mucho valor, porque cuando ella crezca  le recordará su primer encuentro con La Dama de Hierro

Para subir a la Torre Eiffel suele haber cola siempre, nosotras no llevábamos las entradas compradas,  las podéis adquirir allí mismo en la taquilla, pero cuidado porque en épocas de mucho turismo se pueden agotar. En la web oficial podéis comprarlas también, hay muchas empresas que las venden como parte de excursiones, o con pase prioritario (sin hacer cola) y por eso los precios pueden variar.

Hay dos tipos de entradas; con una tenéis acceso al primer y segundo piso, mientras que  con la otra hacéis cumbre (hasta la cima).

La subida es impresionante, en un ascensor de cristal  donde entra  un grupo de  50 personas o más, una parte de mi sintió miedo, porque a medida que subes ves como todo se hace diminuto, mientras sientes el abrazo del hierro, pero tenía claro que subir a la Torre Eiffel es de esas cosas que se hacen, tal vez, una vez en la vida, así que me armé de valor y compré las entradas hasta la cumbre. Cada minuto de esa experiencia valió la pena.

Se nos hizo de noche en la cola así que subimos ya tarde, pero sin pretenderlo fue un gran acierto, porque  las vistas de París iluminado desde esa altura no tienen comparación, no sé si he visto algo más hermoso. Eso sí, menudo frío pasamos, la sensación de congelación en mis dedos era brutal, a pesar de lo abrigadas que íbamos. 

la torre eiffel ilumindad de noche
La Torre Eiffel iluminada.

Precios de la entrada a la Torre Eiffel:

Precio de la entrada al primer y  segundo piso en ascensor  (se puede subir por la escalera  también).

  • Adultos: 16€
  • Jóvenes (12-24 años) : 8€
  • Niños (4-11 años): 4€
Precio de la entrada con acceso a los tres pisos incluida la Cumbre (sólo en ascensor), no hay opción de subir por la escalera.
  • Adultos: 25.50€

  • Jóvenes: 12.70€
  • Niños: 6.40€
img_20180320_225126_918
Visita a la Torre Eiffel
Visitando la Torre Eiffel en París.

Frente a la Torre hay un pequeño puesto de creps que os lo recomiendo, la que más nos gustó fue la de plátano con nutella, pero hay de muchos otros tipos, además de bocadillos, agua, refrescos y muchas otras opciones a precios razonables. 

Puesto de creps frente a la Torre Eiffel
En el puesto de creps frente a la Torre Eiffel.

El día que visitéis la Torre Eiffel os sugiero para aprovechar el tiempo al máximo, dar  un largo paseo por los Campos Elíseos, recorriendo desde el Arco de Triunfo  hasta la Plaza de la Concordia. Estos tres lugares también son de obligada visita en vuestro viaje.

VISITAR EL ARCO DE TRIUNFO 

El Arco de Triunfo es junto a la Torre Eiffel uno de los monumentos más visitados de toda la ciudad, Napoleón ordenó su construcción en 1806 para representar las victorias del ejército francés. El Arco de Triunfo además de ser un símbolo de la capital francesa, es también un mirador, se puede pagar una entrada para acceder a su interior y luego podéis subir los 286 escalones, dicen que la vista merece la pena; no lo dudo, pero con mi lesión de rodilla no quise tentar a la suerte. Desde abajo la vista es también preciosa.

Precios de la entrada a el Arco de Triunfo:

  • Adultos: 12€
  • Menores de 18 años: entrada gratis
  • Jóvenes entre 18 y 25 años: 9€
  • Entrada gratis con el Paris Pass y el Paris Museum Pass.

Una de las cosas que lamento muchísimo es que con tanta prisa por llegar a la Torre Eiffel, no llevé batería de repuesto para la cámara y el móvil iba también con lo justito, así que cuando llegué al Arco de Triunfo no pude sacar ni una foto, casi rompo a llorar, pero como os quiero compartir alguna he hablado con una amiga y aquí os traigo esta fotito súper chula de su visita al Arco de Triunfo.

Visitar el Arco de Triunfo en Paris
El Arco de Triunfo en París, foto de Alba Ucha.

¡Gracias Alba! 

 VISITAR LA CATEDRAL DE NOTRE DAME 

Si viajas a París es casi obligatorio visitar  la Catedral de Notre-Dame, esta catedral de estilo gótico es una de las más famosas y reconocidas de todo mundo. A lo largo de los siglos fue protagonista de múltiples historias, donde destaca la obra de Victor Hugo Nuestra Señora de París, que cuenta la famosa historia de Quasimodo y la gitana Esmeralda. Supongo que más de uno habrá visto la adaptación infantil de Disney.

La Catedral de Notre Dame  la visitamos una mañana, como parte de un free tour que hicimos con Civitatis, ya os publiqué antes una entrada con el tema de los famosos free tour, contándoles nuestra experiencia en Praga con Unity Tours, luego os trasmitiré impresiones también de  Civitatis. Pues en nuestro caso nos hizo un día increíble, había frío pero con solazo.

Realmente es una catedral muy bonita, llaman mucho la atención los detalles en los arcos de las puertas, los santos en la fachada con las caras de los propios escultores (una historia que luego tendré que contaros), los preciosos vitrales de su interior, aunque reconozco que  esperaba algo más, puesto que he visitado otras catedrales del mundo que sin ser Notre Dame, me han impresionado mucho. Esta catedral a lo largo de los siglos  fue víctima de numerosas  transformaciones, el último proyecto de restauración tuvo lugar en el año 1991 y duró cerca de diez años.

La entrada a la Catedral de Notre-Dame es gratuita, veréis en muchas páginas como Get Your Guide  visitas guiadas,  y esas lógicamente  tendrán un precio, pero si leéis un poco por vuestra cuenta luego podéis visitarla sin tener que pagar nada. Hay zonas dentro de la catedral para las que si es necesario pagar una entrada, os dejo los precios a continuación:

  • Entrada a la Catedral: gratuita
  • Entrada a las torres : 8,50€ (adultos) Los menores de 18 años y los ciudadanos UE entre 18 y 25 años también suben gratis.
  • Entrada gratuita con Paris Pass y Paris Museum Pass.
  • Entrada a la cripta: 7€ (adultos) Los jóvenes entre 14 y 26 años: 5€. Los menores de 14 años entran gratis.

(Con el Paris Pass y el Paris Museum Pass también entran gratis a la cripta)

Subir a las torres es muy recomendable por las vistas que hay desde allá arriba y también porque podrás ver las famosas gárgolas de Notre Dame mucho más de cerca, lo único es que en muchas ocasiones se hacen largas colas para subir, así que dependerá de vuestras prioridades y del tiempo que tengáis.

Cuando organicéis vuestra visita a Notre Dame os sugiero recorrer andando el resto de lugares de interés histórico- cultural, que están relativamente cerca. Pero quiero hablaros de uno en particular, que sin ser el más conocido por los turistas, es un sitio que merece una visita; os hablo de la Sainte-Chapelle.

calle de la sainte chapelle
Esquina que indica la dirección a la Sainte Chapelle.

VISITAR LA SAINTE CHAPELLE

En dos ocasiones durante nuestro viaje intentamos visitar la Sainte Chapelle, o la Capilla Sagrada, que fue mandada a construir por Luis IX de Francia. La primera vez fuimos muy tarde y  no pudimos entrar por que justo iba a cerrar, la segunda nos coincidió con una huelga y  ya no hubo tiempo para una tercera.

Curiosamente me recomendó visitar este lugar mi tía, que lo visitó hace unos años  y le gusto muchísimo, ya que alberga algunas de las reliquias más preciadas de la cristiandad y tiene los vitrales más alucinantes que os podáis imaginar. Los vitrales solo los he visto en fotos, pero son una obra de arte, cuando regrese a París la Sainte Chapelle será una de mis primeras paradas. ¡A la tercera va la vencida! 

Mientras os dejo aquí la web donde tenéis más información y las tarifas de la Sainte-Chapelle.

vitrales de la sainte chapelle
Vitrales de la Sainte-Chapelle en París.

Os dejo una lista con otros sitios cercanos que de paso podéis visitar en esta zona, si os pilla la hora de comida el Barrio Latino tiene lugares muy buenos y económicos para comer, algunos incluso con menú por 10-12€. 

  • El Barrio Latino
  • La plaza de la Universidad de la Sorbona
  • Los Jardines de Luxemburgo
  • El Panteón de París
  • La fuente de Saint-Michel

BARRIO DE MONTMARTRE: El SACRÉ COEUR 

El barrio bohemio de Montmartre  está en el distrito XVIII de París y creo que es uno de los barrios más pintorescos que vais a visitar en vuestra vida, pero cuidado porque no es el más seguro, aún así es uno de los ¨must¨del  viaje a París.

Para visitar  Montmartre contraté una excursión con Civitatis, porque es una zona con muchísimo ambiente, pero también con mucha delincuencia, a pesar de esto cada vez hay más turistas deambulando por sus calles. En Montmartre hay muchos lugares imprescindibles  para visitar, además abundan los locales molones, donde cabe destacar  el famoso café de la película Amelie (Café des Deux Moulins), el lugar siempre está lleno de gente sacando fotos, aunque tened en cuenta que es un sitio bastante caro.

El plato fuerte del barrio de Montmartre es la famosa Basílica del Sacré Coeur, que asoma su cúpula blanca  al final de la colina. Caminar por las callejuelas de Montmartre fue algo que disfrutamos muchísimo, allí  compramos algunos  souvenirs, comimos unos bocadillos buenísimos y encontramos los macarons más ricos y baratos de todo París.

macarons en el barrio de Montmartre
Macarons en el barrio de Montmartre.

Al Sacré Coeur de Montmartre subimos en el funicular, que cuesta 1.90€ igual que el metro y tarda menos de dos minutos, de lo contrario si os apetece hacer un poco de ejercicio pueden optar por subir los 200 escalones hasta la cima, simplemente tardarán un poco más. También pueden subir al funicular sin pagar nada, utilizando las tarjetas Paris VisiteTarjeta Navigo o Paris Pass.

Sagrado Corazón de París
Sacré Coeur de París.
carrusel-parisino-en-montmartre
Carrusel  al lado de las escaleras del Sagrado Corazón en Montmartre.

En Montmartre hay muchos otros sitios para visitar, uno de los más conocidos mundialmente es el Moulin Rouge, que si os soy honesta es más nombre y fama que otra cosa. El Moulin Rouge es un molino pequeño con un bonito color rojo y unas llamativas luces de noche, pero no es lo que esperaba, me hubiese gustado ver alguna función, pero no hubo tiempo para tanto. Justo enfrente del Moulin Rouge hay un Starbucks, donde aprovechamos para  tomar algo y recuperar fuerzas. 

Moulin Rouge en Montmartre
Moulin Rouge en el barrio de Montmartre, París.

En nuestro recorrido por Montmartre visitamos muchos otros sitios que os dejo a continuación a modo de sugerencias para vuestro viaje.

  • Cementerio de Montmartre
  • Moulin de la Galette 
  • Au Lapin Agile (El Conejo Ágil, es el cabaret más antiguo de todo París situado en el número 22 de la calle Saules) 
  • Place du Tertre (Plaza de los Pintores) y Le Bateau-Lavoir
  • Place Pigalle 
  • La casa de Vincent Van Gogh (En el número 54  de la calle Lepic)

Un detalle que me gustó mucho es que en el ventanal de la casa con puertas azules, donde Van Gogh vivió dos años (1886-1888) en el bohemio Montmartre, hay siempre colocado un jarrón con girasoles, un pequeño guiño a ese gran artista que pintó muchas de sus grandes obras desde el corazón de este barrio parisino.

cabaret-el-conejo-agil
Cabaret Au Lapin Agile en Montmartre.
barrio-de-montmartre-en-paris
Rincones con encanto en el barrio de Montmartre.

 Como podéis ver son muchos los lugares imprescindibles que hay que visitar en París, hay quien organiza una escapada de dos o tres días para conocer la capital francesa, sin embargo es recomendable un viaje de  al menos una semana. Existen muchas formas de abaratar costes, viajar en grupo, hacer free tours, rentar apartamentos, comprar en el supermercado. París es una ciudad cara, eso es una realidad, pero si se organiza el viaje con tiempo puede resultar mucho más económico.

Mientras escribía el post comprendí que tendría que dividir un poco el contenido porque hay mucho que contar, así que  esta es la primera parte, porque aún quedan varios lugares  imprescindibles que visitar en París, así que en la segunda parte os enseñaré los puentes parisinos; el Pont Neuf y el Pont des Arts, visitaremos los Jardines de Tullerías, la increíble Ópera Garnier  y por supuesto, os contaré nuestra peculiar visita al Museo del Louvre, que fue toda una aventura. Puedo afirmar con certeza que  el Museo del Louvre es uno de mis lugares favoritos de todo el planeta, a pesar de que me llevase un ¨buen susto¨, si tenéis curiosidad  no os perdáis el siguiente post de París.

¡No hay mejor manera de empezar el año!

 

carrusel-parisino
Carrusel parisino.

 

 

5 comentarios en “¡Bon voyage à Paris!”

    1. ¡Gracias Tamara! Te va a encantar Paris ya veras, me alegra te gustase el post, ya estoy escribiendo la segunda parte del viaje que fue una aventura total. Gracias por leerme y por comentar!!! Un abrazo viajero para ti…

      Me gusta

  1. Me ha encantado!! He de decir que siempre quise ir a notre Damm por Quasimodo jejeje la verdad que es un lugar maravilloso y estoy deseando leer ya el siguiente post. Publícalo ya!! ☺️

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s